Arqueología y arquitectura en grandes alturas

A 3700m al nivel del mar se emplaza una obra que exhibe y protege tesoros de las primeras civilizaciones de América Latina.

La construcción del Centro de Interpretación Arqueológica Barrancas, es una ambiciosa obra liderada por la Desarrolladora Sidera en el marco del Programa de Desarrollo de Corredores Turísticos del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación y se emplaza en la localidad de Abdón Castro Tolay, departamento de Cochinoca, provincia de Jujuy – más conocido también como Barrancas-, ubicada bajo un clima extremo a más de 3700 mts de altura sobre el nivel del mar. 

Para acceder a Abdón Castro Tolay hay que atravesar 13 km de ripio luego de cruzar las Salinas Grandes. El origen del nombre de la localidad se remonta al de un maestro que decidió trasladar una escuela primaria desde el Paraje de Colorado a unos 6km de distancia desde el lugar actual del pueblo.

Dentro de un predio de aproximadamente 1900m2, con 322 m2 de superficie cubierta, el proyecto albergará importantes hallazgos arqueológicos de la región y exhibirá incluso una momia de unos 9.000 años encontrada en la zona del norte argentino. También incluirá un laboratorio para especialistas e investigadores.

Uno de los mayores desafíos que presenta el proyecto es el entorno expuesto a grandes amplitudes térmicas que oscilan desde los -10 y +20 grados centígrados, además de estar ubicado en una zona dónde es habitual grandes ráfagas de viento con polvo en suspensión y alta radiación solar.

¿Qué materiales fueron elegidos ante semejante desafío? 

Para garantizar todas las funcionalidades que se requieren en este desarrollo fue indispensable la selección de materiales de alta calidad, tecnología y eficiencia. 

Se eligieron las aberturas de PVC de Tecnoperfiles elaboradas por Vexar, ya que brindan hermeticidad y estanqueidad con inmejorables cualidades de aislamiento térmico y acústico por sus propiedades físicas, además de su baja conductibilidad térmica que evita la condensación; garantizando la conservación, protección y seguridad de las piezas arqueológicas allí expuestas. 

¿Cómo están conformados los perfiles?

Los perfiles cuentan con las esquinas y burletes coextruidos minimizando la posibilidad de filtraciones, tanto de aire como de agua. La empresa Tecnoperfiles logró que la conjunción de perfiles de PVC más el doble vidriado hermético y los herrajes adecuados – todas partes del sistema –  conformen una ventana capaz de soportar grandes presiones de viento con polvo en suspensión, altas temperaturas y radiación solar, que desafían a sus prestaciones, en forma constante. 

Hablamos con el experto *Juan Manuel Veritier, socio y gerente de Vexar y nos dijo: 

“Sabíamos desde el inicio que iba a ser un enorme desafío debido a las condiciones climáticas extremas que presenta la región que ponen a prueba los materiales de cada proyecto. Pero debido a las cualidades técnicas inmejorables del PVC, las características estéticas del color seleccionado foliado Nogal que coincide con el lenguaje de los materiales constructivos de la zona y al trabajo minucioso de nuestro equipo de especialistas, pudimos alcanzar  la seguridad, protección, hermeticidad y aislación que requiere el patrimonio cultural, social e histórico expuesto en esta gran obra”.

¡Conocé más de Vexar!

Centro de Interpretación Arqueológica Barrancas

El Centro de Interpretación Arqueológica Barrancas está integrado al paisaje, con un diseño de líneas simples en colores tierra y carpinterías foliadas en color nogal, que acompañan el estilo  y variedad de tonos característicos del entorno natural del norte argentino.

Un poco de Historia …

Por las Salinas Grandes se llega a Barracas, una localidad de enormes paredones naturales que conservan pinturas rupestres y petroglifos a una altura de 3643 m.s.n.m.

La localidad, que lleva un nombre junto a la del de un maestro que decidió trasladar una escuela primaria, actual escuela N° 279, desde el Paraje de Colorado, a unos 6 km de distancia desde el lugar actual del pueblo, está sobre la ruta provincial RP 75.

El joven director propuso a los pobladores el traslado del pueblo hacia el norte en un punto donde hubiera mayor protección ante un clima que anulaba las posibilidades de progreso.

Se amojonó el lugar reservando puntos estratégicos para la iglesia, la plaza y la escuela. Se reconstruyeron las casas y se inició la construcción de la iglesia. Luego de aproximadamente dos años se inició el segundo proyecto, trasladar hacia el pueblo el agua desde la vertiente.

Siguió luego la construcción de la escuela y una oficina pública. Mientras se sucedían los hechos algunos pobladores fallecieron y los continuaron sus descendientes. Ninguno de los pobladores cobró nada por sus esfuerzos. El maestro se jubiló en 1957 radicándose en Humahuaca. El gobierno nacional en una medida inédita dio su nombre al nuevo pueblo que desde ese momento dejó atrás su antiguo nombre: «Barrancas».

Start typing and press Enter to search